Personalmente…Tardes de Feria!

Personalmente…Tardes de Feria!

Aire de feria!

Antes de tener la feria hacíamos lo mismo pero en mi habitación, revolviendo toda mi ropa con mis amigas Tengo que aceptar que invadíamos un poco, pero  hay algo en eso de probarse ropa entre chicas, mientras charlas de la vida y tomas unos mates que es inexplicable. Sean todas amigas o no, se da  una intimidad, una unión de genero…empatia, donde todas estamos cómodas y en confianza. Eso se da cada vez que abro la feria. Y me encanta!

Alguna que otra vez sacamos nuestra niña interior y jugamos a cambiar de look, y hasta terminamos la jornada brindando por mas! mas amor, mas amistad, mas poder femenino.

También salen algunas fotos…esta vez me toco a mi lookearme y hacerme la bloguera famosa!

Ver la entrada original

Anuncios

La Pepona

La encontré mientras ordenaba mi placard y mi mente. Siempre que llega el impulso de ordenar, limpiar, despejar, cambiar de lugar objetos y cosas, tiene alguna relación con hacer lo mismo en la cabeza.

Me subí a la escalera destartalada, ya cansada la pobre de tanto subir y bajar gente de aquí y de allá, y ahí estaba: dentro de una caja de cartón gigante y en el centro ella, que me miraba con susto.

Siempre una mano hacia arriba. Así fue desde el comienzo cuando mi papá me la regaló. “De piernas largas y flacas, como vos!”, me dijo. La bauticé Pepona y fue mi compañera de cuarto por siempre hasta que, no se cómo ni cuándo, se mudó a la caja gigante de flores azules.

Un día antes de Pepona, estuve en nuestra antigua casa, esa donde nuestros hijos celebraron más de 20 cumpleaños. Estaba sola y vacía. Pero era la misma de siempre, hechicera y mágica en su bello jardín de otoño y sus techos y pisos de madera ancestral. Nos recibió feliz , como los corazones que se reencuentran después de años de ausencia, como si nos hubiéramos visto ayer…

Otoño en Torcuato.JPG

En la búsqueda de no se bien qué, encontré el casco de equitación de nuestro hijo. Lo tomé. ” Qué hacés con eso mamá?”, me preguntó cuando me vió aferrada a un pedacito de su infancia.  Me sentí el ciudadano Kane y su trineo Rosebud….

Un fin de semana de encuentros signado por instantáneas de aquel tramo de la vida que ya se fue y que nos dejó un tiempo de rosas, diría Joan Manuel.

Como la letra de la canción Uno se cree que las mató el tiempo y la ausencia pero te tienen tan a su merced como hojas muertas…y hacen que lloremos cuando nadie nos ve…

Personalmente…Fifty!

Personalmente…Fifty!

Sin duda una delicia de experiencias, sabores y sentimientos.

Aire de feria!

PicMonkey Collage susy

Como les había contado, el sábado fue el cumpleaños de mi hermana Susy en el Alvear Palace Hotel. A ella le gusta decir que fue el décimo aniversario de su cumpleaños de cuarenta, y  yo les recomiendo que la lean en Fifty, su blog.

Hace mucho tiempo le pedí hurtadas a mi madre varias prendas (que jamas volverán), entre ellas lo que me puse el sábado…me daba tanta ilusión ponérmelo!!!!! pero no encontraba la ocasión justa. Este outfit se lo puso para el casamiento de mi hermana Mariana en plenos 90, así que con unos arreglitos lo transforme en un look mas trendy , hasta me ligue un piropo de un mozo!

Lo que mas me gusta es el pantalón plisado negro tiro alto, que mande a subir el ruedo y lo transforme en pantacourt (olvídense de usarlo sin stiletos!), el antiguo top color nude que era largo como…

Ver la entrada original 47 palabras más

Gone With The Wind

Te quiero.

Te quiero porque sí, por nada, por todo. Ya ni me acuerdo. Será por eso, por aquello, por esto otro. Cómo te explico?

Por tu amor gigante, por tu infinita vida. Por tus pasos al llegar. Por los mejores años. Por los peores. Por ese abrazo, por ese beso. Por el encuentro y el desencuentro. Y así…

Serán tus manos fuertes llenas de sol? Tu ternura, una adicción .

La experiencia compartida, los múltiples caminos, los años.

Te quiero porque sos.

Y… sí.

Personalmente…Arribos.

Personalmente…Arribos.

Sensacional!

Aire de feria!

Ayer llego parte de mi familia que vive en Estados Unidos! Siempre es una alegría, una vorágine de eventos y reuniones encadenados llenos de risas, anécdotas, comida, fotos.

Que lindo es compartir, tenernos cerca, hablar de cualquier cosa y reír…mucho! Pensando en lo que nos une, el amor, la historia, la familia.

Y pasa esta ocasion no pude mas que ponerme estos zapatos super vintage plateados que son una bomba! y los encontras junto al jean y el buzo en Aire de feria!

PicMonkey Collage

Ver la entrada original

Susy bailarina)

Qué querés ser cuando seas grande?

Escribir, cantar, bailar. Esa fue mi vocación desde muy chica.

El recuerdo que tengo es de los 7 años, cuando escribí mi primer “obra”. Se desarrollaba en un solo acto y narraba las peripecias domésticas que debía sortear mi padre con nosotros (  5 hijos) en la ausencia momentánea de mi madre. La escribí escondida en un rincón del dormitorio de mis hermanos menores, para que nadie me viera, en especial mi Papá.

El escondite no duró mucho y sus ojos se encontraron con los míos. “Qué estás haciendo ahí ?”- me dijo. ” Nada, Pá”- respondí. El diálogo entre nosotros fue breve pero duró toda una vida. Esa  hoja del cuaderno Rivadavia, que usaba en segundo grado del colegio, llegó hasta aquí.

En el cole

Aquel papel rayado, donde quedó plasmada la escena doméstica de nuestra familia trascendió el paso del tiempo. Su contenido fue motivo de diversión para muchos de nosotros que aún recordamos el momento con cariño y complicidad.

Mañana se cumplen 43 años de ese día. El día en que supe qué iba a ser cuando fuera grande.

Todavía queda mucho por decir.

Susy Merceditas

 

 

calcetin con carita

Ese mal momento en que tenés que sacarte el zapato y tu media tiene un agujero. A quién no le pasó?

Nuestro pediatra vivía enfrente de casa. Era habitual que Mamá nos ayudará a cruzar la calle para que, por cualquier cosa ( literal) fueramos a tocarle el timbre al Dr. Dulitzky ( nunca supe cómo se escribía…). Un día, después de la hora de educación física regresé de la escuela con dolor de panza. Entonces: qué hice? Fui a tocarle el timbre al vecino pediatra.

Me dijo: “A ver? sentate en la camilla” y empezó a revisarme. Cuando llegó a mis pies tuve que sacarme las zapatillas de gimnasia y fue allí que entendí lo difícil que es pasar por el momento de “la papa en la media”.

Por eso, y ya cerca de comenzar una nueva década, quiero compartir con ustedes la receta para coser una media, calcetín o lo que sea que te pongas en los pies antes del zapato.

Si querés reparar la “papa”, zurcir el agujero, remendar tu media rota, primero tenés que conseguir un huevo. Sí, un huevo de esos que tenían nuestras tías o nuestras abuelas. Esos huevos que ya casi no se encuentran. Algunos eran de piedra, otros de madera.

El paso siguiente consiste en introducir el huevo en la media y comenzar a cerrar la herida…

Ahora ya lo sabés.