La gente muere

DSC_0066La gente se muere algún día. Como muere el día y todo es oscuridad. Apenas unas lucecitas allá, a lo lejos, empujan a la esperanza . La corren del abismo. Es posible, dice, que algo, aún, se mantenga en pie.

El mes pasado tuve, creo que por primera vez, esa sensación. Fue demoledora. Murió alguien muy querido, a la distancia, lejos y no pude decirle adiós. No pude. La sorpresa me ganó de mano y el dolor se instaló en mi hasta hoy. Hasta mañana. Hasta siempre…

El domingo fuimos a visitar a mis suegros. Ya están muy viejitos . Uno de ellos ya se perdió en los laberintos del Alzheimer. Cuando los ves, sabes que la parca los ronda. Pero no se porqué, no es lo mismo. Tenemos la certeza de la finitud, está ahí frente a los ojos, pero no es igual. No pasó. No se fueron. Están ahí.

Salimos de la casa y viene corriendo a mi encuentro Net. Net era mi perro dorado. De lenguetazos dulces y mojados. De respiración agitada y feliz. Vino contento y me dejo que lo acaricie, una última vez, mientras movía su pata trasera en forma frenética. Así era Net. Y sentí de nuevo esa sensación. Lo recordé corriendo por el parque contento sin razón. Y por fin entendí cuánto lo quiero y lo extraño. Igual que a la persona que hace un mes dejó este mundo para irse con Net.

La gente se muere algún día y con ellos nosotros también morimos un poco.

Y nuestros perros también mueren. Pero muchas veces regresan para darte esa chance que no tuviste. Vuelven para que les digas adiós.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s