Nudos

Antonio es colorista y trabaja en una peluquería. Antonio la tiene clara. Y no me refiero al tono de la tintura.

Con un estilo que lo identifica entre muchos, me secaba el pelo y me preguntaba si me gustaba como había quedado su obra en mi cabeza. Yo estaba en otra parte. Miraba fijo a una chica que tenía una maraña de pelos claramente enredados. Se miraba al espejo contenta, como quién encuentra un día aquel objeto perdido que había desaparecido.

Su cabeza era un nudo. Cada trayecto de cabello era como la selva amazónica después de una tormenta. ” Le están haciendo un barrido”, me dijo Antonio mientras secaba y secaba mi pelo. ” Después la encremamos toda y listo!”, aseguró como intentando darme alivio.

En medio del sopor del secador de pelo y del relax que provocan las manos que mueven tu cráneo para un lado y para el otro , empecé a pensar si esa crema que le iban a poner a la chica serviría para desatar otros nudos.

Hay tantos nudos…no? Nudos en la espalda, en los pies,nudo en el estómago, nudo en la garganta, en el cuello, en el pelo, en el alma….

Cuál será la crema adecuada que los desate?

Mejor le pregunto a Antonio. Él sí que la tiene clara.

 

 

 

 

 

Anuncios

 Hoy recibí un mensaje que quiero compartir. De hecho, así como llegó, se lo envié a mis hijos.

El mensaje habla de dar un paso. Y lo hace en referencia a la celebración de la Pascua. Para los que creen, la Pascua de Jesús es la Pascua de resurrección. El paso de la muerte a la vida. Y así por una eternidad…

Pero más allá de credos, dioses y creencias, el mensaje rescata la posibilidad humana de dar un paso, ese paso y no otro . Y eso va para todos.

Puede  ser un paso adelante o también uno al costado. Dar un paso y alejarte del abismo. Dar ese paso que te hace regresar a tu ser más original.

Revisar los pasos que diste, y volver a pasar o no. Pasar lo pisado y pisar lo pasado. Dar un paso y dejar huella.

Dar un paso de fe, con los ojos cerrados, con la ilusión de que siempre habrá alguien dispuesto a ofrecerte su mano.

Acompañar a alguien en sus primeros pasos. O en sus últimos pasos. Pedir el pase o seguir pasando. Dar ese paso que cambie tu destino antes que otros lo hagan por vos.

Dar amor con un solo paso. O ir en busca de la montaña que no quiere venir, un paso.Dar un paso y resucitar.

Y vos: qué pasó vas a dar?

Puedo asegurar que Bariloche es bella y serena. Montañas bañadas de lagos multicolores . Es un sueño del que no querrías despertar.

Es la chica linda que aún no lo sabe. Tiene todo. No necesita nada. Y así anda por la vida seduciendo a los desprevenidos y enamorando a los más duros.

Un día le dijeron que venía el dueño del mundo. Y nada. Se llama Barack, le advirtieron. Y nada. La llenaron de policía, custodia, servicio secreto, barreras, ambulancias y muchos , muchos vestidos de negro con gafas para sol.

Y Ella nada. Las montañas no se movieron. Los Lagos siguieron de múltiples colores. Los bosques verdes y las aves inmutables. El sol brilló con la brisa y la tarde transcurrió lenta y le dió paso a la luna. El lago se volvió plateado y Ella brilló una vez más.

Hace minutos , el hombre se fue. 

 

DSC_0066La gente se muere algún día. Como muere el día y todo es oscuridad. Apenas unas lucecitas allá, a lo lejos, empujan a la esperanza . La corren del abismo. Es posible, dice, que algo, aún, se mantenga en pie.

El mes pasado tuve, creo que por primera vez, esa sensación. Fue demoledora. Murió alguien muy querido, a la distancia, lejos y no pude decirle adiós. No pude. La sorpresa me ganó de mano y el dolor se instaló en mi hasta hoy. Hasta mañana. Hasta siempre…

El domingo fuimos a visitar a mis suegros. Ya están muy viejitos . Uno de ellos ya se perdió en los laberintos del Alzheimer. Cuando los ves, sabes que la parca los ronda. Pero no se porqué, no es lo mismo. Tenemos la certeza de la finitud, está ahí frente a los ojos, pero no es igual. No pasó. No se fueron. Están ahí.

Salimos de la casa y viene corriendo a mi encuentro Net. Net era mi perro dorado. De lenguetazos dulces y mojados. De respiración agitada y feliz. Vino contento y me dejo que lo acaricie, una última vez, mientras movía su pata trasera en forma frenética. Así era Net. Y sentí de nuevo esa sensación. Lo recordé corriendo por el parque contento sin razón. Y por fin entendí cuánto lo quiero y lo extraño. Igual que a la persona que hace un mes dejó este mundo para irse con Net.

La gente se muere algún día y con ellos nosotros también morimos un poco.

Y nuestros perros también mueren. Pero muchas veces regresan para darte esa chance que no tuviste. Vuelven para que les digas adiós.

Tu forma de ser 

El sábado a la mañana temprano, algo raro para los que disfrutan de dormir, buscaba algo o alguien que me dijera esto que les voy a contar.

Por qué lo buscaba? Porque, como ya les dije, es hora de hablar claro. Hagamos que valga la pena medio siglo de vida . Que sirva al menos para ayudar a otros que les pasa lo mismo o algo así…

Y allí estaba él inspirando con su charla TED. Saben qué me dijo? Que las personas valen por su forma de ser, por su actitud ante la vida. Que somos elegidos por eso: por cómo somos, por ese ” no sé qué”. Y a mí nunca nadie me dijo eso antes. Me mató.

Él aseguró que no importa cuánto se de algo, o cuántos libros leí, o cuantas películas vi, o cuantos artículos escribí, o cuanto estudie…porque al final the love you take is equal to the love you made…eso me dijo.

Cuando terminó, se lo reenvié a varias personas que supe, les iba a cambiar el dia, como me lo cambió a mi. Y fui feliz. Feliz porque los elegí por lo que son, por su forma de ser, por su actitud y quise que ellos lo supieran .

No importa cuánto leíste, cuanto estudiaste, cuanto sabes de un tema. Lo que te define como persona es tu actitud, tú  forma de ser.

Ahora, lo sabes.

Los misterios de la meta….

Los misterios de la meta….

Viste que siempre te dicen? cómo si supieran, cómo si fuera fácil, cómo si tuvieran la fórmula…Ellos lo saben todo: están en la tele, en el trabajo,en la tienda de la esquina, en las redes sociales,camuflados entre la multitud.

Pero lo que no saben es que la escalera tiene muchos escalones. Cada uno es distinto al anterior. Uno, dos, tres, cuatro y así se puede llegar a mil.

Y aunque lleguen, sabes qué? no saben nada. Créeme, no saben. Sos vos el que sabe cómo y qué. Y el cuándo también. Es tu escalera, vos la subís cada día de tu vida. A veces lento, a veces a los saltos, a veces nada…..

Y a dónde vas? No se.

Ahora me detuve un rato a pensar. Si a la derecha, a la izquierda, por el camino de tierra, por el asfalto o el empedrado. Si con él, si con ella, si con todos o con nadie.

Es una mirada y saber, cuál es el camino y así , nada más….

 

 

Estoy viva, que no es poco….

  Me lo dijo. Me lo dijo mi hermana, mi marido, una amiga. Me lo dije yo, a través de una carta que me escribí mentalmente mientras conducía mi auto hacia el trabajo.

Nada cierra. No cierra nada y todas sus posibles versiones y combinaciones. la pregunta es: qué hago? Me perdí y ahora me tengo que encontrar.

Los invito a compartir conmigo esta búsqueda que no es del tesoro. Es de lo que que soy, de lo que fui, de lo que quiero ser. Porque al fin y al cabo tengo 50, y qué?